La política de grupos apela siempre al victimismo. Si te consideras víctima encuentras formas de justificar cualquier maldad para vengarte, y ese es el origen del mal.

El sistema occidental es tan raro en lo histórico y geográfico que pretender cambiarlo de forma planificada es una utopía. Los sistemas son complejos y cuando crees que los entiendes descubres que has producido el efecto contrario.

Y si los destruyes a lo mejor con el tiempo y con suerte llegas a algo mejor. Pero el camino llega el caos, las guerras y el genocicio. Que es lo que ha traído la caída de los grandes imperios en la Historia.

Que las mujeres puedan plantearse ciertas cosas es el resultado de ese óptimo social y tecnológico; tampones, guarderías, sanidad, etc. que ahora muchos están empeñados en destruir.