Etapa 1: Hombre animal. Producto de la evolución natural del Planeta, junto a las demás especies. Está sujeto a las leyes del Planeta, que dicta su forma de sobrevivir.

Etapa 2: Hombre máquina. Fabrica tecnología (herramientas) con las que cambia el entorno, impone su voluntad a las demás especies, y decide su propia evolución dentro del Planeta. Pero Sigue teniendo soporte biológico, y por lo tanto es mortal.

Etapa 3: Hombre cósmico. Abandona su condición física (temporal), toma conciencia de su unidad, y trasciende al Planeta que lo ha “incubado”, uniéndose a otras especies en el Universo.

Como en todo proceso evolutivo cada etapa se divide en fases, y contiene “destellos” o anticipos de lo que pasará en la siguiente.