Vamos a revisar algunos de los motivos que se suelen citar relacionando Bitcoin con esquemas Ponzi:

Los pioneros reciben más rendimiento. 

Es cierto, pero el hecho de que los pioneros reciban mayores recompensas en una inversión no la convierte en un sistema Ponzi. Casi todas las buenas inversiones siguen ese patrón.

Un esquema Ponzi utiliza las aportaciones de los “recién llegados” para retribuir rendimientos a los inversores anteriores. En este sentido y a muy largo plazo sistemas como la Seguridad Social o el sistema de pensiones SI son esquemas Ponzi.

Bitcoin no tiene respaldo. 

Bitcoin es una burbuja como lo son el el Euro o el Dólar: ninguna de estas monedas tiene valor intrínseco alguno; sólo de intercambio. En este sentido Bitcoin está -al igual que estas monedas- respaldado por la variedad de comerciantes o inversores que lo aceptan.

Bitcoin no ha inventado las burbujas financieras y no es un esquema Ponzi; la economia ‘tradicional’ está de hecho sobrada de ambos conceptos sin necesidad de criptomonedas.

Ha salido en las noticias que han detenido gente

Al igual que ocurre con el dinero tradicional las criptomonedas se pueden utilizar como herramienta para construir cualquier tipo de montaje financiero. De hecho una parte de los llamados expertos e inversores del sector participan en proyectos de dudosa solvencia. Pero es lo mismo de antes: chiringuitos los hay en todos lados para quien los demande.