– Más impuestos (salvo que te puedas permitir trabajar con paraísos fiscales).
– Limitación a la movilidad con la excusa además de bajar el CO2 (entronque con la política climática)..
– Ingreso minimo vital (voto cautivo, miseria e inflación). La versión económica del Síndrome de Estocolmo.
– Vacunacion por versiones y vigilancia obligatorias (covid 19, covid20… dictadura médica)
– Moneda electrónica (tipos negativos: tasas detraidas directamente de tu cuenta: tasa climática, tasa virus, tasa deuda, tasa solidaria, etc.).
– Sistema de crédito social. Siguiendo el modelo chino: un buen ciudadano obedece a las autoridades y no se hace preguntas.
– Estigmatización y prohibición de partidos y contenidos no alineados con políticas sanitarias, de género, inmigración, cambio climático, etc. Cualquier opinión disidente será fascista, negacionista, terraplanista, etc.
– Obligación de implantar toda esa ideología en la educación. Represión de la educación concertada. La realmente privada sólo se la pueden permitir los dirigentes.