Mucha gente fracasa encontrando un tesoro porque tienen el mapa equivocado. Otros tienen un buen mapa de un tesoro que no existe, y también fracasan en el intento. Hacer un diagnóstico correcto de una oportunidad es un buen comienzo pero no es suficiente.

Incluso tener una buena estrategia para una oportunidad real te puede llevar al fracaso si no eres capaz de llevarla a cabo.

La ventaja injusta. Es lo que necesitas para poder llegar al tesoro. Esta ventaja se puede basar en tecnología, clientes felices, estructura de costes, o datos. Y aquí no sirven las creencias: debe ser algo tangible, medible y fácilmente explicable a un inversor.