TAKING TOO LONG?
CLICK/TAP HERE TO CLOSE LOADING SCREEN.

La Falacia de la Escasez

La gente no quiere empleo: quieren acceso a lo que ofrece el empleo. La moneda no es real por el mismo motivo; y además no está basada en oro, activos reales, o cualquier otro recurso escaso. No vale ni la tinta del billete. Tampoco puedes comerte el dinero o construir una casa con él. Y a estas alturas ya ni siquiera es algo relacionado con nuestra capacidad real de producir bienes y servicios.

El sistema monetario se inventó hace siglos y sin embargo seguimos usándolo sin hacernos las preguntas más básicas en torno a la falacia fundamental. Esta falacia consiste en que existe escasez porque los deseos humanos son infinitos, mientras que los recursos son limitados.

Prueba de que esto es una falacia es lo que ha pasado con la agricultura. Hace pocos siglos la mayoría de la población estaba empleada en ella. La escasez y las hambrunas eran habituales. Hoy apenas nadie se dedica a ella, la gente come demasiado, y de hecho sobra comida por todos lados.

Hoy en día la escasez es una de tantas ilusiones que el sistema crea para mantener a la gente en la ignorancia. Y hacer competir a todo el mundo por algo sin valor intrínseco como el dinero, de forma que el sistema pueda funcionar a base de crédito.

La escasez se induce destruyendo productos (versiones, modas, etc.), fabricando series limitadas, extrayendo todo tipo de gastos, impuestos e intereses, regulando, e inflando burbujas de todo tipo.

La pregunta ¿cómo creamos más trabajos? ha dejado de tener sentido. La pregunta clave es ¿Cómo producimos y distribuimos más y mejor?. Los trabajos eran una forma del pasado de conseguir ciertos beneficios, pero la automatización los está dejando obsoletos. La mentalidad en cambio sigue siendo la misma.

Category: articulos