Los “medios oficiales” no dejan de decir que la manifestación en Berlin contra el Régimen Corona de “unos miles” de personas estaba compuesta de negacionistas, terraplanistas, insolidarios, etc.

La realidad es que la manifestación ha arrastrado a cientos de miles de personas de todo el espectro político a izquierda y derecha.

Die Rote Fahne (el diario fundado por Rosa Luxemburgo) está entre los convocantes. Muy activos contra el Régimen Corona, este diario estima en 1.2 millones de personas las que se reunieron ayer en Berlin.

Tal y como vengo comentando hace tiempo, los partidos políticos tradicionales en lugares como España (incluyendo Podemos y Vox) no son más que representantes de un mismo órden y sistema. En este caso el de la dictadura sanitaria.

En los próximos meses la sociedad de las sociedades con tradición democrática se dividirá en dos grupos. Por un lado los partidarios del nuevo culto covidiano (que confían en sus “autoridades”), y los que ven claramente que el covid es la excusa para imponer una dictadura mundial.

En España no. En España todo el mundo está de acuerdo en que las autoridades tienen razón, y el debate se centra en si poner o no poner banderitas a las mascarillas obligatorias.