Muchos turismos de lujo en un pais pobre, que superaban a los turismos en Alemania, salidas y cenas en restaurantes de lujo todos los fines de semana, trajes del Corte Ingles, perfumes de la India y embrujo, calzado castellano de a doscientos euros, terrazas, cafeterías, churros, caminos de Santiago con hospedajes de mas de ciento cincuenta euros por noche, relojes que no dan la hora, sino que son teléfonos de pulsera, piscinas y clubs para ponerse cachas ante el verano, garitos nocturnos por todos lados, pisos y electricidad a precio de oro, salarios de mierda, etc. etc.