El escepticismo es una corriente filosófica cuyo principal pilar es rechazar el pensamiento dogmático. Hoy en día el dogma no es eclesiástico sino mediático, aunque produce similares resultados. Es decir, enormes capas sociales que piensan y actúan como se les indica que lo hagan.

La tendencia de la sociedad siempre es a mantener sus estructuras. La rebelión ha sido un fenómeno muy ocasional ante situación de sufrimiento extremo. Y de hecho hay muchos más ejemplos de sumisión a situaciones de total explotación que rebeliones.