¿Nadie piensa que el período de mayor crecimiento económico, innovación, y reducción de las desigualdades en América y Europa fue precisamente cuando no había IRPF, ni impuesto a las empresas ni bancos centrales?.

El agua corriente, la luz eléctrica, el teléfono, las neveras, lavadoras, etc. en los hogares corresponde a esta época y son las innovaciones tecnológicas “aburridas” de las que ya nadie habla, pero que realmente han marcaron un antes y un después en la calidad de vida de millones de personas.

Después de 2008 nunca hubo una recuperación económica real. Lo que hubo fue traer demanda del futuro a partir de la imprenta de los bancos centrales. Pero ya estamos en el futuro, y ahora no quedan resortes ni mecanismos para seguir haciendo lo mismo.

Como era de esperar, el crecimiento no ha llegado, el tren no arranca, y la munición se ha terminado.