La complejidad es una de las toxinas del mundo moderno. El mayor enemigo de la productividad en las organizaciones, y una de las mayores causas de frustración vital por la cantidad de energía que drena de las personas.

Analiza la cantidad de decisiones y micro-decisiones a las que debes enfrentarte desde que te levantas cada día hasta que te acuestas. Y cuantas de esas decisiones eran necesarias por ejemplo en la Edad Media, cuando podías pasar días y días funcionando en estricto guion de posición social, y tus esperanzas puestas en la Providencia.

La Cruz, el arado o la espada. La gente entonces estaba ubicada en una de esas actividades y su día a día era tan monótono como liberador. Además, todos estaban seguros de que si seguían cierto guion les iría bien después de morir. ¿De qué estamos seguros ahora?.