A nadie le importa tu proyecto o tu producto. Casi todos son solo son curiosos. En poco tiempo solo será un dato más junto a otros miles buscando algún tipo de atención.

Sales de vacaciones y te pones a ‘tuitear’ fotos, o esperar ‘likes’ en Facebook. Pero a la gente le preocupan tus vacaciones lo mismo que a ti las suyas ¿Tu nuevo gadget? ¿El plato que te vas a comer? ¿Un coche nuevo? ¡A nadie le importa!.

No busques tu felicidad con base en lo que le importa a la gente, porque no les importa. Y si lo hacen es porque quieren lo que tienes, o te odian por tenerlo.

Y ahora -antes de que me odies a mí por escribir todo esto- te diré que en ocasiones alguien rompe esta norma, y se preocupa de verdad por ti. O por lo que tienes para ofrecer. Y lo sabrás porque te escuchan de verdad cuando les hablas. ¡Invierte tu tiempo con esas personas!.